Hablamos de la Generacion X.

La generación X, se encuentra en las edades comprendidas entre 38 y 53 años. A diferencia de los baby boomers y los millennials esta generación continúa siendo olvidada por la industria de la moda. Sin embargo, concentra un poder de consumo que ronda 2,33 trillones de dólares a nivel mundial. En contrapartida con los millennials, generación que se caracteriza por el manejo de las nuevas tecnologías, la generación X les supera en relación con la compra online.

 

A continuación, varios puntos que habría que destacar:

En primer lugar, el concepto de reimaginar a las personas de la tercera edad. Esto es debido a que la imagen tradicional que teníamos de esta generación era de un colectivo que no mostraba signos ni deseo de ir a la moda, pero en la actualidad, el gen X ha irrumpido con mucha fuerza y su definición con la moda es más juvenil y actual que nunca. En este colectivo hay que destacar que su gusto en moda tiene que ver con el nivel cultural que tengan y su estilo de vida.

En segundo lugar, podemos decir que a pasar de que la generación X, tiene un poder de compra y deseos de consumir muy elevados continúan siendo ignorados y malentendidos por las marcas, por tanto en su inmensa mayoría quedan muy decepcionados con ellas. Por otro lado, en el campo de las mujeres, el 56% dicen estar contentas con su cuerpo, pero al mismo tiempo, se sienten ignoradas por sus principales áreas comerciales (High Street). Según N Brown Group PLC, las mujeres de 45 años no son atendidas por las areas comerciales de su entorno (70%). En el lado masculino, encontramos, que los buscan y persiguen en un espacio más igualitario en los puntos de compra, aunque dentro del mundo online tiene espacios que sirven como guía para vestir adecuadamente. Además, los patronistas continúan teniendo estigmas asociados a la mujer.

Pero a pesar de todo, las oportunidades hacia este segmento de la población continúan siendo inexploradas, principalmente en los puntos de compra.

Alrededor del 80% de los británicos insiste que las personas de mediana edad (Gen X) son mucho más difíciles de definir ahora de lo que solían serlo.  Al mismo tiempo las marcas las marcas tiene que hacer un ejercicio, para saber cómo piensan y como les gusta particularmente vestir. En Reino Unido, esta generación representa el 28% del total de la población británica y concentran el consumo semanal  incluso dentro de los sectores con un estereotipo más juvenil.

También hay que destacar que la generación X a sido una generación de transición donde han pasado de una edad analógica a la era digital, y ademas están viviendo lo que se  denomina “La tercera ola feminista”. A nivel sociológico le siguen gustando pasarlo bien y las relaciones interpersonales, con lo que no es de extrañar que el 52 % de los británicos en esta franja de edad, considere la música como un punto importante a destacar en su día a día. En consecuencia a todo esto, las marcas tienen la oportunidad de comprometerse activamente con el consumidor a través de estrategias en relacionado con el negocio dirigido al ejercicio y a la belleza.

 

Perspectivas futuras

En primer lugar, olvida todo lo que piensas sobre la generación X, y consigue estar en línea con la percepción demográfica de ellos mismo. Y abraza sus raíces inconexas, su deseo de pasarlo bien, y el manejo de las nuevas tecnologías.

A pesar de todo lo que asumimos. Esta generación compra por canales online, y tiene un uso de las redes sociales bastante fluido. Con que podemos decir, que es una generación que está en sintonía con la actualidad y ofrece una apariencia de “Forever Young” (Actitud).

Por otro lado, la visibilidad en lo referente a la edad, es muy grande, pero para diversificar realmente y encontrar el producto adecuado las estrategias tienen que implementarse desde el comienzo del diseño en su proceso.

Para perseguir dicho objetivo, hay que contratar modelos adecuados de edades distintas en que entiendan la complejidad de los diferentes tipos de cuerpos y conseguir que puedan acceder a un consumidor mayor de cuarenta años. Que entienda desde el comienzo la confección, estilo y sepa perfectamente que quiere.

En segundo lugar, trabajar con influencers mayores de cuarenta años, que transmitan confianza y autenticidad. Mientras transmiten su voz a este grupo demográfico. Evita siempre ocultar temas en relación con la edad. Por qué el consumidor le gusta y abraza la edad que tiene.

Por último, el espacio de compra de los hombres de esta generación está más acomodados en los puntos de venta. Aun así el público masculino sigue estando limitado. Todo esto puede ser una oportunidad para ahondar en el público de mediana edad.

En nuestra opinión, la generación X, tanto en el target masculino como el femenino. Las marcas tienen que ahondar más ya que suponen el colectivo que el mayor poder de compra. En consecuencia, hay que saber dar salida a un público poco explorado y que a su vez reinventado en relación con la moda y la forma de vestir “FOREVER YOUNG”.